Cosmética saludable

Cosmética Saludable

 

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo. De ahí, el gran problema, ya que a diario usamos  productos de cuidado personal (gel de ducha, cremas hidratantes, champú, desodorante, dentífrico,...) con ingredientes químicos dañinos, que se inhalan, se ingieren o se absorben por la piel pasando al torrente sanguíneo, pudiendo tener un efecto perjudicial a largo plazo sobre nuestro organismo.

Muchas marcas, con un gran trabajo de marketing, nos venden sus productos usando la palabra “natural”, cuando realmente sus formulaciones están repletas de ingredientes tóxicos.

La cosmética natural, además de ser la mejor opción para nuestra salud, es aquella en la que no te encontrarás sustancias sintéticas, derivados del petróleo, colorantes, conservantes, aceites minerales,…

Entonces, ¿cómo distinguimos lo realmente natural? Pues leyendo las etiquetas de los productos, su composición. El denominado código INCI (Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos), este código es internacional y se ordena de mayor a menor concentración.

En la cosmética tradicional puedes encontrar los siguientes ingredientes, que deberías evitar:

·       Parabenos

Actúan como conservantes. Alargan la duración del producto y son muy económicos.

Cada vez tienen más detractores, entre ellas la OCU

Los encontrarás con el sufijo –paraben, los más importantes: Buthylparaben, Propylparaben, Isopropylparaben, isobutylparaben, phenylparaben….

·       Ingredientes Etoxilados

Son emulgentes. Lo que hacen es eliminar la barrera natural de nuestra piel, la que nos protege frente agresiones externas, lo que la hace más vulnerable y receptiva a la entrada de otros ingredientes tóxicos. Se obtienen de sustancias como el óxido de etileno.

Los encontrarás con el sufijo –ETH o con el prefijo PEG- seguido de un número

·       Derivados del petróleo

En muchos productos de cosmética convencional los encontrarás como ingrediente principal. Taponan los poros, favorecen la deshidratación y  aceleran la formación de arrugas. Son la parafina líquida o los aceites minerales.

Los encontrarás con los siguientes nombres: mineral oil, paraffinum, paraffinum liquidum, siliconas,.. También  con el –xane o –cone ciclopentasiloxane o dimethicone

Punto de atención en los champús, muchos dicen no llevar siliconas y tienen polyquaternium, que además de comportarse como las siliconas, son liberadores de formaldehído.

·       Ftalatos

Sustancias químicas que alteran el sistema hormonal, son los denominados disruptores endocrinos.

Los encontrarás con los siguientes nombres: phthal, phthalate, DEP (diethylftalato), DBP (dibutylftalato), BEHP (diethylexylftalato).

·       Formaldehído

Es un potente alérgeno. Se libera en distintas composiciones químicas.

Lo encontrarás en ingredientes con la palabra urea diazolidinylurea, polioxymethylene-urea (si aperece la palabra urea, no la confundas, la urea a secas es inocua) y en sustancias con las letras DM, DMDM, DMHF

·       Compuestos halogenados orgánicos

Son alergénicos. Contiene palabras como chloro: aluminium chlorohydrate, bromo: methyldibromo,  iodo: iodopropynil.

No confundir con las sales chlorid, bromid, iodid.

·       Aminas

Altamente alergénicos. Usados para corregir el pH. Si se combinan con nitratos, forman las temidas nitrosamidas, consideradas cancerígenas.

Las encontrarás con los sufijos –amina o bajo las siglas DEA, MEA, TEA

·       Aluminio

Disruptor endocrino, algunos estudios lo relacionan con el cáncer de mama, ya que se usa principalmente en los desodorantes convencionales.

Lo encontrarás como aluminium, chlorhidrato de aluminio.

·       Otros

Conservantes de cosmética convencional, altamente alergénicos, producen dermatitis de contacto y pueden ser biopersistenetes.

Los encuentras con estos nombres: methylchloroisothiazolinone, methylisothiazolinone, phenoxyetanol.

 

 

Si todo esto te parece muy complicado, no te preocupes, hay páginas que te ayudan con esto. Una de ellas es laveritesurlescosmetiques, pero hay muchas más. En ésta pones el ingrediente que te aparece en el INCI y lo califican con caritas sonrientes o tristes (la nota más alta son tres caritas sonrientes y la más baja, son tres tristes)

Otra forma es fijarte si el cosmético que compras tiene un sello ecológico o una certificación que lo avale, de esta forma sabes que en ellos no te vas a encontrar sustancias tóxicas.

En cosmética orgánica o eco, no encontrarás productos químicos sintéticos, organismos modificados genéticamente (OGM), sus productos no se obtienen con el uso de pesticidas, sino que respetan el medio ambiente, no encontrarás siliconas, ni parabenos, ni PEG, ni colorantes o fragancias artificiales, ingredientes radiados, metales pesados, ni productos testados en animales.

Las principales certificadoras en la Unión Europea son:

Cosmos Standard, con 5 miembros fundadores: BDIH, Ecocert, Cosmebio, ICEA y Soil Association. Diferencia entre cosmética Cosmos Orgánica, en la que el 95% de los ingredientes vegetales han de ser de origen ecológico y al menos el 20% del total de los ingredientes deben ser ecológicos; o cosmética Cosmos Natural.

Ecocert, con sede en Francia. Puede certificar bajo la norma Ecocert o bajo la norma Cosmos, con dos niveles de certificación natural o ecológico

Cosmebio, Asociación profesional francesa de cosmética biológica y ecológica. No certifica, es un sello que promociona la cosmética ecológica y sólo se pueden adherir a él las empresas certificadas por otros organismos. Diferencia entre cosmética biológica y ecológica y el porcentaje de productos eco o naturales que contiene.

Soil Association, Inglaterra. Con dos tipos de sellos, uno con el 95%  de ingredientes orgánicos (excluyendo el agua) y otro con entre el 70 y el 95% de ingredientes orgánicos (estos no pueden llevar la palabra orgánico en el nombre, pero sí en la etiqueta).

BDIH, es la Asociación de Industrias Alemanas para productos farmacéuticos, sanitarios, alimenticios y de higiene personal. Esta asociación se opone claramente a la utilización de materias primas provenientes de plantas o animales manipulados genéticamente, únicamente apoya el cultivo biológico. El 60% de los productos de una marca deben ser conformes con el pliego de condiciones para que el primer producto de la marca pueda recibir la certificación. No se impone un mínimo de productos ecológicos, pero ciertos componentes deben proceder de la agricultura ecológica.

ICEA,  Instituto para la Certificación Ética y Ambiental, es uno de los más importantes organismos de certificación de las producciones eco-bio en Italia y en Europa, y continúa el camino iniciado en 1988 por AIAB (Asociación Italiana de Agricultura Biológica). AIAB e ICEA, en colaboración con un grupo de productores, han iniciado un camino de reglamentación que concluye con la aprobación de un Estándar para cosméticos Eco-Friendly.

Ecolabel, verifica que los productos sean respetuosos con el medio ambiente, pero no necesariamente ecológicos

Natrue, belga. No certifica, sino que las empresas que lo tengan han de seguir unos criterios y cumplir unas auditorías. Diferencia sus productos con tres niveles. Cosmética natural, cosmética natural con ingredientes ecológicos y cosmética ecológica.

Demeter, alemana. Para poder tener este sello, los ingredientes han de cumplir unas normas muy estrictas y pasan a ser llamados ingredientes biodinámicos o Demeter. Distingue también tres niveles, el más bajo, no permite usar el sello en sus productos. En los otros dos, al menos el 66% han de ser ingredientes Demeter y el más alto, el 90% han de ser Demeter.

Bio Inspecta, es la entidad de certificación para la norma BioVidaSana. Fue creada en 1983 y ha estado vinculada desde su fundación con el suizo Research Institute of Organic Agriculture (FiBL), unos de los centros con más prestigio a nivel mundial en la investigación en producción ecológica. La calidad profesional y el prestigio de bio.inspecta están ampliamente reconocidos por el mercado internacional y en especial en Europa.

Norma BioVidaSana para cosmética natural y ecológica:   La Norma BioVidaSana para productos cosméticos naturales y ecológicos y su sistema de control les sirven a las empresas certificadas como referencia para producir cosmética de acuerdo a las exigencias del consumidor y de los mercados nacionales e internacionales de cosmética natural y ecológica. La Norma está diseñada para conseguir el mayor uso posible de ingredientes ecológicos y/o naturales simples, la reducción de los impactos medioambientales durante la elaboración de materias primas y productos cosméticos, así como un efecto beneficioso para la salud humana de los productos elaborados. Que un producto tenga sello “certificado por bio.inspecta” significa que han implementado la Norma BioVidaSana, la ha verificado in situ y completado el proceso de certificación por bio.inspecta. Sólo una vez hecho esto pueden vender sus productos cosméticos.

GOTS, Global Organic Textil Estándar, es la norma líder mundial en el procesamiento de textiles hechos con fibra orgánica, que incluye criterios ecológicos y sociales, y sustentada por certificaciones independientes en toda la cadena de provisión textil. Asegura la condición orgánica de los productos textiles, desde la obtención de la materia prima, a través de una producción responsable con el medio ambiente y el medio social, hasta el correcto etiquetado, a fin de que el producto final ofrezca al consumidor la necesaria seguridad y credibilidad.

Fairtrade, FLO es la organización que coordina el Sellado de Comercio Justo FAIRTRADE a nivel internacional. Establecen los criterios internacionales de Comercio Justo Fairtrade, la organización de las actividades de apoyo a productores de todo el mundo, el desarrollo de la estrategia global para Fairtrade, y la promoción de la justicia comercial a nivel internacional. Los criterios Fairtrade están pensados para combatir la pobreza y otorgar poderes a los productores en los países más pobres del mundo. Estos criterios son de cumplimiento tanto para los productores como para los comerciantes de sus productos.

 

Hay muchos más sellos, si bien el que un producto tenga un sello te garantiza que tienes en tus manos un producto de calidad  y con unos principios; tener un sello garantiza que sin leer el INCI de un producto, puedas saber lo que SÍ TIENE y lo que NO TIENE; también hay que resaltar el hecho de que hay muchos productos de cosmética ecológica sin certificar. Lo cual no significa que el producto sea peor, sino que simplemente certificar cuesta dinero y hay empresas que no se lo pueden permitir, o que simplemente certifican algún producto en particular.